Back to top

Sewell

Imagen de Sewell

Su época de auge se extendió entre las décadas de 1940 y 1960, alcanzando a fines de este período a mantener una población de 15 mil habitantes 15 mil personas en 175 mil m2 construidos (1968).

El Campamento Sewell se ubica a 60 km al oriente de la ciudad de Rancagua, en la Región de O´Higgins. Está emplazado en plena Cordillera de los Andes, en el cerro Negro, a una altura de 2.200 m.s.n.m. El sitio se asocia a la mayor mina de cobre subterránea del mundo, conocida como "El Teniente". Además, es la primera ciudad industrial del cobre en Chile, primer productor de este metal en el mundo.

Los orígenes de Sewell se remontan a 1905, cuando el Gobierno de Chile autorizó al norteamericano William Braden a explotar la mina de cobre El Teniente. En una notable epopeya empresarial, Braden construyó caminos, una planta concentradora, campamentos y un tren que unía este lugar con Rancagua. En torno al primer molino del mineral -construido en 1905- y la primera fundición, se generó el asentamiento que creció gradualmente y más adelante se denominaría Sewell.

A partir de la década de 1910, el campamento se consolidó como complejo productivo, combinando usos residenciales y de servicios, con usos tradicionales, relativos al chancado, molienda y concentración del mineral, su fundición y labores asociadas. Se convirtió en una ciudad industrial de gran originalidad, conocida como la "Ciudad de las Escaleras", pues su configuración urbana se adaptó a las abruptas pendientes andinas, dando lugar a un diseño orgánico con circulación interior exclusivamente peatonal, por senderos y escaleras, con espacios públicos constituidos en pequeños remanentes entre edificaciones. La construcción de edificios e instalaciones industriales muestra ingenio y calidad, al usar la madera y el acero con magníficos resultados.

Su época de auge se extendió entre las décadas de 1940 y 1960, alcanzando a fines de este período a mantener una población de 15 mil habitantes 15 mil personas en 175 mil m² construidos (1968). Convivían allí chilenos de distintas partes del país y también profesionales norteamericanos. Hasta 1971 las propietarias de la mina El Teniente y el Campamento Sewell fueron empresas norteamericanas. Ese año la industria cuprífera fue nacionalizada, pasando a ser propiedad del Estado, que ya a fines de la década de 1960 había adquirido una participación mayoritaria en ella. Ya a fines de la década de 1960 Sewell fue despoblándose paulatinamente, al resolver la empresa que era más eficiente que los trabajadores vivieran en Rancagua. Entre los años 1980 y 1998 se produjeron demoliciones que ya habían empezado en la década de 1970, que afectaron a más del 60% del campamento, sin afectar al núcleo central.

El Criterio de Valor Universal Excepcional de este sitio está directamente relacionado con representar "en su ambiente hostil un ejemplo excepcional del fenómeno global de las company towns (ciudades industriales), establecidas en lugares remotos del mundo a través de una fusión de trabajadores locales con recursos de naciones ya industrializadas, con el fin de extraer y procesar cobre de alta pureza. El asentamiento contribuyó a la difusión global de tecnología minera a gran escala (Criterio ii).

Los atributos más eminentes del bien son las instalaciones industriales, las edificaciones que combinan vivienda en los pisos superiores con servicios y comercio en el primero, las edificaciones netamente de servicios, los espacios públicos, las vías de circulación interior -escaleras y senderos peatonales- la infraestructura eléctrica, de agua potable y alcantarillado, el diseño urbano y el emplazamiento en el paisaje andino. Entre otros, es importante mencionar el sistema ferroviario, los sistemas constructivos, la expresión arquitectónica marcada por la austeridad, funcionalidad e impronta del modernismo.