Back to top

Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino

Imagen de Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino

En el año 2001 el gobierno de Perú invitó a los países vecinos que comparten en su territorio la herencia cultural del Qhapaq Ñan (Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú), a generar a nivel internacional el reconocimiento, la valoración, la conservación y la protección de esta extensa red vial incaica y de los sitios arqueológicos asociados, a través de su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

En el año 2001 el gobierno de Perú invitó a los países vecinos que comparten en su territorio la herencia cultural del Qhapaq Ñan (Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú), a generar a nivel internacional el reconocimiento, la valoración, la conservación y la protección de esta extensa red vial incaica y de los sitios arqueológicos asociados, a través de su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

A partir de 2003, Chile se integra a esta convocatoria junto a Colombia, Ecuador, Bolivia y Argentina, asumiendo al Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino como un patrimonio común de los países andinos. En nuestro país la institución a cargo de la coordinación del Programa Qhapaq Ñan fue el Consejo de Monumentos Nacionales, la cual conjuntamente con las comunidades locales involucradas y en coordinación con otros servicios públicos avanzaron en el Programa Puesta en Valor del Patrimonio con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas.

En febrero del 2013 fue presentado el expediente para ingresar a la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, los 720,79 km y 291 sitios arqueológicos asociados a la vialidad del Qhapaq Ñan, en la categoría de Itinerario Cultural. Este hecho marcó un hito muy importante tras 11 años de trabajo colectivo, multidisciplinario y transnacional en que representantes de estos países andinos emprendieron el desafío de identificar, registrar, documentar, conservar y poner en valor aquellos caminos y sitios arqueológicos que conformaban este sistema consolidado bajo la época incaica (siglo XV y XVI).

En mayo del 2013 el expediente de postulación fue declarado admisible para su evaluación por parte de la Unesco, entidad que realizó esa laborar en febrero del 2014.

Finalmente en el 38 Comité de Patrimonio Mundial, realizado el 2014, se decide incluir al Qhapaq Ñan - Sistema Vial Andino a la Lista de Patrimonio Mundial.

Por primera vez en 40 años que tiene la Convención de Patrimonio Mundial, 6 países se unieron para postular un sitio cultural como Patrimonio Mundial: se trata del Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino, una labor que desarrollaron en conjunto, los Ministerios de Cultura, Ministerios de Relaciones Exteriores, las Comisiones Nacionales de Cooperación con la Unesco y las Secretarías Técnicas del Qhapaq Ñan, desde hace más de 10 años con la colaboración del Centro de Patrimonio Mundial, a través de un proceso original y de innovadora cooperación regional. El Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino, fue la columna vertebral del poder político y económico del Tawantinsuyo (Estado Inca). Esta red de caminos de más de 30.000 km de largo, conectaba varios centros de producción administrativos y ceremoniales, construidos en más de 2000 años de cultura andina pre-inca, cubriendo una extensa área geográfica, desde el centro oeste de Argentina y Chile hasta el sur occidente de Colombia. La red caminera que atravesaba la cordillera de Los Andes ha sido utilizada en diferentes momentos de su historia para el traslado de pueblos, de ejércitos de más de 40.000 personas, así como el tránsito de caravanas de llamas para el transporte de mercancías y materias primas. Además de la distancia recorrida por esa extensa red de caminos y de la magnitud de su infraestructura, su construcción se dio para vincular las tierras bajas cálidas desiertas del Pacífico con las húmedas de la Amazonía, y con las zonas medias y el frío altiplano andino atravesado por los elevados pasos de montaña, algunos a más de 6600 metros, transportando productos como minerales y alimentos. Los incas articularon el Tawantinsuyo a través de una red caminera en una escala continental; sus caminos son una expresión invaluable del espíritu de organización y planificación de la mano de obra disponible y constituyó un instrumento clave en la unificación de un modelo social, político y económico, física y organizacionalmente. Lograron la articulación y construcción de esta infraestructura con un carácter heredado de los grupos anteriores en menos de 150 años, haciéndolo coherente funcionalmente y estableciendo centros adicionales de comercio, intercambio, producción y culto, adaptando los sectores de producción a la topografía y el clima en cada piso ecológico que se encuentra a lo largo del camino. El camino también expresa una armoniosa relación con su gente y su adaptación al complejo paisaje andino. Hoy en día, por donde pasa el Qhapaq Ñan se constituye en un excepcional telón de fondo, en donde las culturas andinas continúan transmitiendo un mensaje universal: la habilidad humana para convertir uno de los escenarios geográficos más duros del continente americano en un entorno habitable. Esta ruta es la demostración de un valor universal a gran escala. Reuniones de expertos se realizaron para identificar la significación cultural y el valor unitario del Qhapaq Ñan con la perspectiva de considerar opciones para su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial a través de varias formas de cooperación técnica.Qhapaq Ñan tuvo y tiene usos diversos en lo cotidiano y en lo ritual, se sigue manteniendo el conocimiento sobre la gran diversidad en técnicas constructivas del camino como herencia de su patrimonio cultural inmaterial, fue utilizado para el traslado de personas y para el transporte de bienes y recursos; los conocimientos, las ideas y también dioses. Actualmente, incluso después de una gran tecnología, de cambios sociales y culturales, el Sistema Vial Andino sigue estando en pie, manteniendo la cultura material e inmaterial.

 

Link Unesco: http.//whc.unesco.org/en/list/1459

Estan son Las rutas de Qhapaq Ñan:

Argentina

El Qhapaq Ñan atraviesa 7 provincias en el norte y centro de los Andes argentinos: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza. En esta zona geográfica, los incas construyeron entre 2500 y 3000 kilómetros de carreteras que cruzaron el altiplano, valles y desiertos para llegar al territorio chileno, a través de las montañas. La sección Complejo Ceremonial Llullaillaco, que transcurre entre los 4800 y 6670 metros sobre el nivel del mar, ofrece el ejemplo más sorprendente de la capacidad de los incas de dominar la cima de los cerros, erigiendo caminos y edificios a mayor altura que ninguna otra población de la historia. Fue el único pueblo que ocupó sistemáticamente, como parte de su religiosidad, las cumbres de uno de los grandes sistemas montañosos del mundo. Esta larga tradición tuvo por protagonistas a los espíritus de los cerros (apus). Se han registrado más de un centenar de santuarios, a diversa altura y de distinta complejidad, que pueden incluir altares, recintos ceremoniales, ofrendas y sacrificios humanos (capacocha). Como es sabido, el Qollasuyu, y el noroeste argentino en particular, alberga la mayor proporción de los santuarios de altura del Tawantinsuyu.Longitud total del camino nominado: 118,527 kilómetros. Total de hectáreas de la zona núcleo: 631,324 hectáreas. Total de hectáreas de la zona de amortiguamiento: 24.104,764 hectáreas. Número de los sitios arqueológicos asociados: 32 Comunidades asociadas: 18

Bolivia

El Qollasuyo, estaba constituido por una vasta región desde la costa del pacífico hasta las tierras bajas del amazonas, desde el sur de Cuzco hasta el norte Chileno y Argentino. Se componía de dos provincias o Jatun Apocazgos: Qollao y Charcas, cuya división se encontraba a la mitad del recorrido del río Desaguadero, abarcando un amplio espectro de variaciones ecológicas y altitudinales clasificadas de oeste a este como los suyos Urco (masculino) y Uma (femenino). El Qhapaq Ñan se dirigía del Cusco hacia el Qollasuyo, bifurcándose al norte del lago Titicaca a la altura de la población de Ayaviri, bordeando las orillas este y oeste, conformando los ramales Urco y Uma que significaban la conceptualización dual de los espacios húmedo del Oriente y masculino- seco de Occidente. Un camino central a estos ramales se dirigía desde Desaguadero al centro sagrado de Tiwanaku, considerado por los inka como su lugar de origen. Bolivia propone esta sección del Qollayusu y del camino central Desaguadero-Tiwanaku- Viacha, para su nominación como Patrimonio de la Humanidad. El camino Real Urco bordea la orilla sur del lago Titicaca, llega a Puno, Desaguadero, llegando a Guaqui, siguiendo en un ramal central por Tiwanaku, Callamarca, Viacha para continuar hacia Calamarca, Sica Sica, Ayo Ayo, Caracollo y Paria. Longitud total del camino nominado: 85.67 kilómetros. Total de hectáreas de la zona núcleo: 81,33 hectáreas. Total de hectáreas de la zona de amortiguamiento: 94,54 hectáreas. Número de los sitios arqueológicos asociados: 8 Comunidades asociadas: 7

Chile

 

El Qhapaq Ñan en Chile es un sistema vial planificado inserto en un paisaje único de extremas condiciones de aridez y altura; lo que da cuenta de la voluntad y necesidad de expansión del Tawantinsuyu hacia este territorio, motivado principalmente por la obtención de recursos minerales; quedando de manifiesto en la presencia de gran cantidad de redes de caminos y sitios arqueológicos ligados a la explotación minera. La instalación del Qollasuyo y la hazaña del inca en este territorio inhóspito, se logra concretar, gracias al intercambio que sostuvo con las poblaciones locales -aymaras, atacameños, collas, diaguitas, copiapó- quienes les transfirieron la suma de conocimientos ancestrales necesarios para el dominio y la travesía del desierto más árido del mundo: el de Atacama. En la zona norte de Chile, los incas construyeron dos rutas longitudinales: una que conduce a la parte alta de la vertiente occidental andina, que une las altas mesetas y lagos de sal, y una segunda más baja, que va de la costa de Arica y que entran en el valle central para llegar a las cabeceras del río Loa. En el Desierto de Atacama, los incas se enfrentaron a su mayor desafío ambiental, mostrando una fuerte voluntad y una necesidad de expandirse a través de esta tierra. Longitud total del camino nominado: 112,94 kilómetros. Total de hectáreas de la zona núcleo: 176,50 hectáreas. Total de hectáreas de la zona de amortiguamiento: 6407,98 hectáreas. Número de los sitios arqueológicos asociados: 138 Comunidades asociadas: 9

Colombia

El Qhapaq Ñan Sistema Vial Andino en Colombia se encuentra en la cuenca del río Guáitara desde Ipiales hasta Pasto, y recorre los municipios de Potosí (vereda San Pedro), Gualmatán (vereda La Cofradía), El Contadero (casco urbano y vereda La Paz), Funes (corregimiento de Chapal, vereda Chitarran, vereda Guapuscal Bajo y el Salado), Yacuanquer (vereda Inantas) y Tangua (vereda los Ajos).El Qhapaq Ñan que llegaba hasta el suroccidente de Colombia formaba parte de la red caminera del Chinchaysuyu, territorio caracterizado por una gran biodiversidad y diferentes paisajes culturales. En Colombia el camino se distingue de los otros tres suyus del Tawantisuyu (Estado Inca) por presentar una mayor diversidad ambiental, paisajística y cultural, por la localización geográfica en la zona tórrida del planeta, escenario natural que se armoniza con la multiculturalidad de las etnias que habitaban y habitan el departamento de Nariño, asentadas a lo largo de los caminos, fortaleciendo su identidad desde la apropiación de este bien de interés cultural e histórico. Longitud total del camino nominado:17 kilómetros aproximadamente. Total de hectáreas de la zona núcleo: 8,423 hectáreas. Total de hectáreas de la zona de amortiguamiento: 94,28 hectáreas. Comunidades asociadas: 10

Ecuador

El Sistema Vial Andino constituyó la base o columna vertebral del avance Inca en el territorio del actual Ecuador. Este sistema viario en el Chinchasuyuel cual fue modificado, rehabilitado, ampliado, reutilizando sendas y caminos principales existentes que se unían con otros caminos transversales y que se encontraban claramente diferenciados y señalizados, obedeciendo a planteamientos geopolíticos propios del estado Inca. Qhapaq Ñan en Ecuador se extiende desde Rumichaca en la Provincia de Carchi, en el norte; a Espíndola en la provincia de Loja, en el sur. Además de la red principal, hay carreteras transversales que unen la Sierra con la Amazonia y la costa ecuatoriana. Los aspectos sobresalientes de este sistema de caminos son sus rutas y las técnicas de construcción utilizadas para cruzar por la Sierra ecuatoriana, desde el Nudo del Azuay, al norte. Longitud total del camino nominado: 108,870 kilómetros. Total de hectáreas de la zona núcleo: 37,31 hectáreas. Total de hectáreas de la zona de amortiguamiento: 70647,06 hectáreas. Número de los sitios arqueológicos asociados: 49 Comunidades asociadas: 31

 

Perú

 

La plaza Hauk'aypata en Cusco, la capital, es el centro del Tawantinsuyu, el origen de los cuatro caminos principales conocidos como Qhapaq Ñan, los mismos que ayudaron a coordinar e integrar, de manera óptima y con éxito, un complejo territorio, ligado a pueblos, centros y valles entre otros. El territorio del Perú ilustra la casi totalidad de los contextos geográficos del Qhapaq Ñan, desde la cálida y salvaje costa, hasta el espeso y húmedo bosque, y las majestuosas cumbres de los Andes. El Perú ha seleccionado ocho tramos de caminos nominables, dos de ellos son tramos binacionales: Aypate - Las Pircas - Las Limas (Perú - Ecuador) y Cusco - Desaguadero - La Paz (Perú - Bolivia) y cinco son tramos nacionales: Ollantaytambo - Lares (Cusco), Vitkos - Choquequirao (Cusco), Xauxa - Pachacamac (Junín y Lima), Huánuco Pampa - Huamachuco (Huánuco, Ancash, La Libertad) y la Plaza Hanan Hauk´aypata (Cusco); además se suma el Puente Qeswachaka (Cusco). Estos caminos, sitios y comunidades asociadas representan la diversidad y complejidad del Qhapaq Ñan en el territorio nacional. Longitud total del camino nominado: 250 kilómetros. Total de hectáreas de la zona núcleo: 2039,60 hectáreas. Total de hectáreas de la zona de amortiguamiento: 563714,16 hectáreas. Número de los sitios arqueológicos asociados: 81. Comunidades asociadas: 156