Back to top

Antecedentes Patrimonio Mundial

Este instrumento compromete a los Estados que la suscriben a identificar, proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural.

La Convención del Patrimonio Mundial fue aprobada por la Conferencia General de la Unesco en 1972, y luego ratificada por Chile en 1980. Este instrumento compromete a los Estados que la suscriben a identificar, proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural y natural situado en su territorio. A la vez, establece un sistema de asistencia y cooperación internacional destinado a secundar a sus Estados Partes en los esfuerzos que desplieguen para identificar y conservar ese patrimonio.

 

La instancia directriz, decidora y responsable de la aplicación de la mencionada convención es el Comité del Patrimonio Mundial. Entre sus atribuciones se cuenta aprobar la inscripción de sitios en la Lista de Patrimonio Mundial, supervisar su estado de conservación, decidir sobre asignaciones financieras, diseñar políticas y promover el patrimonio, entre otras. Tiene reuniones ordinarias anuales, y reuniones extraordinarias.

Sitios chilenos en la Lista de Patrimonio Mundial (SPM)

La aplicación en nuestro país de la Convención del Patrimonio Mundial tiene su primer gran hito en la década de 1990, cuando se postuló a la Lista del Patrimonio Mundial, a instancias de la Corporación Nacional Forestal, el Parque Nacional Rapa Nui, cuya inscripción fue aprobada en 1995.

En 1997 el Programa del Patrimonio Mundial de Chile comenzó a elaborar la Lista Tentativa de Bienes Culturales a ser postulados como Sitio del Patrimonio Mundial, cuya fase culminó en el 2006, periodo en que se inscribieron 4 nuevos sitios en la Lista de Patrimonio Mundial: Iglesias de Chiloé (2000); Área Histórica de la ciudad-puerto de Valparaíso (2003); Oficinas Salitreras Humberstone y Santa Laura (2005) y Campamento Sewell (2006).

En 2006, luego de la inscripción del Campamento Sewell, el Consejo de Monumentos Nacionales trazó directrices esenciales para la segunda etapa de este programa, reafirmando su compromiso con Qhapaq Ñan-Sistema Vial Andino, sitio que fue exitosamente inscrito en la lista en la Sesión del Comité N° 38 de 2014.

¿Qué es la Lista de Patrimonio Mundial?

La Lista del Patrimonio Mundial es una nómina de bienes patrimoniales culturales y naturales de todo el mundo que se consideran de valor universal excepcional, es decir, que revisten valor para toda la humanidad, y no sólo para la comunidad o para el país en el que se sitúan.

Actualmente la Lista del Patrimonio Mundial se compone de 1031 sitios, ubicados en 163 Estados Parte de la Convención de Patrimonio Mundial Cultural y Natural, 6 de los cuales son chilenos.

Para ser inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, los bienes deben cumplir con las tres siguientes condiciones básicas:

  1. Tener valor universal excepcional, cumpliendo con uno o varios de los criterios predefinidos para estos efectos.
  2. Contar con autenticidad e integridad.
  3. Ser objeto de protección, sea ésta jurídica, contractual o tradicional, y tener mecanismos de gestión y manejo que garanticen su conservación.